jueves, 24 de mayo de 2012

Lo llamo: odio II

- Que no regresen el jodido saludo.
Aparte de que expones públicamente tu puta falta de educación, caes en los güevos a los demás. Por lo menos a mi si, y bastante.

¿Te cuesta mucho dar los buenos días?

Entiendo cuando alguien te cae mal y piensas: Ese cabrón(a) como me caga.
Ok, lo entiendo, pero si llegas a un lugar público donde nadie te conoce, lo primero que se hace es dar el puto saludo.

Como caso particular, ayer me pasó. Iba entrando al consultorio del dentista en un hospital de renombre en esta ciudad. Al abrir la puerta, noté que había varias personas esperando, a lo que amablemente reaccione con un cálido -buenas tardes- y nadie en absoluto me contestó, ni siquiera la vieja güanga de la secretaria.

Osea, según mucho caché y mucho pararse el culo cuello de que van a hospitales caros y no tienen ni pizca de educación.

Jódanse.

                                                                                 
                                         (* )( *)




- Que no haya servilletas en la mesa.
Como ya lo habrán notado soy una persona muy fina, me gusta el buen comer y no tolero la ausencia de servilletas en la mesa. 
En otras palabras: 


¿Y ahora con qué chingados me limpio?


Lo tolero un poco casas ajenas, pero en un lugar donde se sirve comida al público en general, llámese restaurante, fonda, merendero, burritos de la esquina, es IMPERDONABLE la falta de estos desechables tan básicos.

                                           (* )( *)


- La gente que no obedece los letreros de "Jale" y "empuje".
O que los obedece al revés porque no lee.
Lo veo todo el tiempo en oxxos, oficinas, restaurantes y fondas. (jaja por lo de arriba)
Por lo general los lugares de acceso público tienen estos letreros y la gente se los pasa por el ojete. 
Probablemente a ti te ha tocado ver, inclusive ser esa gentuza que no lee los letreros y ahí esta jaloneándo y mal tratando las pobres puertas, diciendo: 


Chingáo, pos ¿Pa´ dónde se abre esta madre?     
                                                                                                                                                                                                              Que osazo.
                                               (* )( *)


- Los vendedores de flores.
Son tercos como su puta madre.


NO es NO, amigo. 


Váyase a chingar a otra parte.
Cuando sea mi deseo regalar flores, las cortaré yo mismo de un bonito jardín. 


Ahorita no mi valedor, gracias.

 
(* )( *)
- El editor de texto de blogger.
Es realmente una puta jodienda.No me deja centrar los separadores de cosas que me cagan como yo quiero. Por cierto, si no se han fijado, son un par de tetas. Que distraídos son, queridos lectores.






¿Y a ti, qué cosas te cagan?





2 comentarios:

DIANA dijo...

Hola!

La verdad aunque uno parezca un aguafiestas o amargos@, a mi me cagan muchas cosas.
Solo por mencionarte algunas, porque esto mereceria un post de mi parte, pero veamos:

Me caga que la gente tire basura en la calle y mucho peor desde sus autos o autobuses.

Me caga la frase: "gusta redondear" antes cuando menos te decian para que "causa" era la donación del redondeo, ahora ni eso. Por supuesto que digo que NO.

Me cagan los nacos! y esto merece un amplio espacio para detallarlo.

Me caga una compañera de oficina que llega oliendo a perfume barato de avón y se siente segun ella muy "sepsi", guácala!

Me caga Rocío Sánchez Azuara y algo morboso me atrae a verla, es la cara de idiota que pone cuando cree que está resolviendo un gran caso cuando son panelistas pagados, que alguien le diga por amor a Monesvol!!!

Me cagan muchisimas cosas mas, que nunca terminaria, y ya me voy porque estoy terminando mi siguiente post y si me da tiempo, me pongo a trabajar un ratito..jajaja
(no es cierto, soy muy trabajosa)

haaa...me caga la verificación de palabras para poder subir los comentarios.

Saludos!

Diana

TodoLoJodo dijo...

A mi también me caga la madre que la gente tire basura en la calle.

Te voy a contar una anécdota breve que me pasó hace algunos años:

Iba yo acompañando a un amiga a que cenara un puto hot dog. Estando fuera del local, me percate que unos cerdos estaban tirando las charolas de los dogos al piso. Acto seguido fuí a hacércelas de pedo.

Cuando voy acercandome a la ventana del copiloto, me doy cuenta que traían un jodido rifle de asalto, o metralleta, sepa la bola que sería.

Así que di media vuelta y dije para mis adentros: no te metas en lo que no te importa. (y cara de yao ming)
jajaja